miércoles, 11 de agosto de 2010

1. Define redacción, redacción personal, redacción comercial, redacción diplomática y redacción epistolar.

Redacción


La palabra redacción proviene del término latino redactĭo y hace referencia a la acción y efecto de redactar (poner por escrito algo sucedido, acordado o pensado con anterioridad).

La redacción requiere de coherencia y cohesión textual. Dado que el orden de las palabras dentro de una oración puede modificar la intención del autor, es necesario que el redactor organice en su mente las ideas que desea trasladar al papel o a la computadora.

El siguiente paso lógico es que, una vez concretada esta organización mental, se identifiquen las ideas principales y secundarias, para que a la hora de redactar aparezcan en orden y de acuerdo a la importancia de cada una. Si el autor no logra ordenar de manera lógica y cuidada su texto, el escrito carecerá de interés para el lector.

Por otra parte, la redacción es también la oficina o el lugar físico donde se redacta. Por ejemplo: “En quince minutos tengo que estar en la redacción”, una frase que un periodista puede mencionar para referirse a su lugar de trabajo.

Redacción comercial

En la antiguedad se pensaba que la redacción comercial era solamente la
elaboración de informes, comunicados, convocatorias, solicitudes o cualquier
otro tipo de documento escrito para uso interno o externo de la empresa.

Actualmente la redacción comercial, se utiliza para implementar nuevas
estrategias de marketing y ventas; como atraer clientes , creas la necesidad de
compra o adquirir bienes y servicios, y la promoción de proveedores que
puedan ser una oportunidad de desarrollo para la empresa.

Ahora a través de blogs se vende la imagen de la empresa por Internet, y no
solo a nivel empresarial, ya que también puede utilizarse como una
herramienta comercial personalizada para independientes o microempresarios.

Redacción diplomática

Es aquel escrito que se usa para intercambiar información entre diferentes departamentos de una empresa, con el propósito de dar a conocer alguna recomendación, indicación, instrucción, disposición, etc. Generalmente este tipo de escrito contiene las siguientes partes: el nombre de la persona a quien va dirigido, el nombre del remitente, la fecha, el asunto, el texto y la firma del remitente. Su redacción debe ser breve, clara y precisa; aun cuando en este tipo de comunicación no se acostumbra usar la despedida, hay ocasiones en que se debe utilizar para darle un toque personal y cortés al mensaje.

Hay empresasque mandan a imprimir sus formatos de memorándum de acuerdo con sus necesidades, con un encabezamiento especial organizado generalmente de la siguiente forma:



En esta clase de comunicación no se usa sobre para hacerlo llegar a la persona interesada, ya que el movimientoes interno, excepto si su contenido es confidencial. Pero cuando ese memorándum se va a enviar a otra persona que radica fuera de la ciudad o de la empresa, pero que pertenece a ella, se hará llegar en un sobre con todos los datos, o bien incluyéndolo en la demás correspondencia que se le enviará.

Redacción Epistolar



Es la epístola una técnica de redacción similar a la de una carta, por medio de dicha técnica puede desarrollarse casi cualquier género literario, hasta la novela. Sus reglas generales son similares a las de la correspondencia; y sólo se distingue en, que al empleo de la epístola como técnica literaria, podemos hacer uso del lenguaje figurado, en tanto que la correspondencia es ordinariamente redactada en lenguaje directo.

NORMAS PARA LA REDACCIÓN DE CARTAS

Las cartas constituyen la técnica epistolar y se les define como “una conversación por escrito”; el tono en que ésta se escriba deberá adaptarse a la psicología, carácter y cultura del destinatario. Sus requisitos son: confianza en sí mismo y espontaneidad en el estilo.

Las cartas siempre deben escribirse con corrección, con un orden que facilite la expresión de la idea o las ideas con claridad. L redacción de las cartas exige concreción y corrección.

Las cartas constan de cinco elementos:

1. Encabezamiento
2. Saludo
3. Exposición del asunto
4. Despedida
5. Firma.

El encabezamiento deberá consistir en lo siguiente: arriba: nombre de la población donde reside el remitente, seguido de la fecha (día, mes y año; en los Estados Unidos el orden es mes, día y año). Dos espacios más abajo se especifica el nombre del destinatario, residencia y población.

El saludo, que deberá ir un renglón abajo del encabezamiento, deberá ser una clase de cortesía y se prepara al lector para la exposición del asunto.
La exposición del asunto deberá ser directa, parca y correcta; un estilo directo si se trata de correspondencia comercial o familiar; y un estilo figurado, si se desea, en los casos en que se emplee esta técnica para fines literarios.

La despedida debe ser original, no emplee las fórmulas de uso corriente (muletillas), a menos de tratarse de un trabajo literario. Sea sencillo y redáctela según el grado de confianza del destinatario.
La firma deberá ir centrada al final del escrito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada